Recesión, el impacto a las empresas y personas - 2022

Mayo 2022

        Recesión, el impacto a las empresas y personas - 2022

              La economía está compuesta por ciclos, los cuales afectan los niveles de producción y la solvencia económica de empresas y personas; estos ciclos a su vez tienen características que debemos diferenciar para impulsar  nuestra riqueza o protegerla.

              Particularmente el entorno mundial actual nos tiene muy cerca de entrar a un ciclo de recesión, luego de conocer los efectos en la economía producto de las restricciones comerciales en el año 2020, que se mantuvieron por un periodo de 2 años, en la mayoría de economías a nivel mundial, y el reciente conflicto entre Rusia y Occidente, según los diferentes indicadores macroeconómicos estamos ante una alineación de factores económicos que nos direccionan a una Recesión.


              ¿Qué es una recesión?

              Se considera la recesión como un periodo de desaceleración de la economía, que se caracteriza por tasas de desempleo muy altas, caídas en el valor de las acciones, bajas a las ganancias de las compañías, y ansiedad en el consumidor.

              Factores que llevan a una recesión. 

              Indicadores de inflación

              Desaceleración de la producción

              Tasas de Interés.


              Lo que debemos tener en consideración una vez que inicia el ciclo de recesión.

              Estamos a las puertas de la recesión, según los indicadores económicos de la FED, así como también mencionan analistas expertos de Deutsche Bank, lo cual es importante analizar y profundizar tanto a nivel empresarial como personal, dado que al disminuir la demanda de bienes y servicios, esta baja de productividad lleva a las empresas a recortar gastos que incide en un aumento del desempleo, que al adicionar un aumento en los precios de bienes y servicios así como también de las tasas de intereses genera frustración a todos los niveles de nuestra sociedad, siendo los menos preparados los que sufren las peores consecuencias de este tipo de ciclos.

              Prepararse para la recesión significa, adaptarnos de tal manera que agreguemos valor con otras actividades, contar con las inversiones y ahorros para sobrellevar el ciclo.

              Una de las formas más fáciles de visualizar el efecto de la recesión fue la Crisis Inmobiliaria de 2008 y las recientes restricciones comerciales, donde se destruyo la riqueza, perdieron empleos y ahorros.

              Es fundamental, que nos preparemos, ya que el escenario para esta recesión puede ser un poco más complicado si, tal como menciona Larry Summers, lo que nos espera es una Estanflación, donde existe un aumento de precios producto de la inflación con la economía estancada, lo que generaría que la recuperación o finalización del ciclo se prolongue más de lo deseado dado que las políticas económicas no son suficientes para resolverlo.


              ¿Como protegernos de una Recesión?


              Empresas:
              1. Revisar las proyecciones de flujo de efectivo a 12, 24 meses.

              2. Revisión de Cartera de Cuentas por Cobrar y política de crédito en recesión.

              3. Incrementar los activos líquidos y disponibles para negociar. 

              4. Establecer estrategias, mercadeo y eficiencia de bienes y servicios.

              5. Análisis de gastos e inversiones no urgentes.


              Personas:
              1. Incrementar su rendimiento en la prestación del servicio con su empleador o clientes.

              2. Fortalecer la relación con su empleador o clientes.

              3. Reducir los gastos no urgentes.

              4. Incrementar los ahorros e inversiones en activos líquidos.

              5. Desarrollar otras habilidades y actividades disponibles en el mercado.




              En ambos casos, tanto para empresas como para personas, la clave es estar preparado con las estrategias y liquidez suficiente para soportar el ciclo propio de la recesión. Es bastante probable que los gobiernos establezcan políticas públicas, pero depender de esta opción no es la recomendable, si consideramos el tamaño de la economía de Costa Rica, situaciones recientes, con las tasas negativas del ROP (2021), restricciones para sacar dinero de los bancos como política pública (Grecia y Rusia). Por lo que contar con un portafolio de inversión diversificado que nos garanticé liquidez, aumentar nuestras posibilidades en el mercado, siempre serán una mejor opción para mitigar los riesgos y prepararnos para la post-recesión, donde es común encontrar que el mercado descuenta los activos disponibles, para ser comprados por aquellos que tiene la liquidez para aprovechar esas nuevas oportunidades.